Categorized | Negocios, Salud

El sobrepeso sale caro tambien para tu bolsillo

Posted on 02 April 2017 by declaraexpress.com

Muchas veces la rapidez de la vida moderna, la influencia de la televisión y otros factores similares nos inducen a tener un comportamiento poco saludable (en los alimentos que consumimos, en el sedentarismo, etcétera), la cual repercute de manera notoria en la calidad de vida de las personas, tanto en el aspecto físico como en el financiero.


El sobrepeso y los hábitos nocivos afectan nuestras finanzas no sólo porque los costos netos de artículos como cigarros, alcohol, comida chatarra, etcétera, sean elevados, sino, de manera mucho más significativa, por los aumentos de precios en las pólizas de seguros de vida y atención médica que se derivan de este tipo de prácticas alimentarias.

Las repercusiones económicas de los alimentos, hábitos que causan el sobrepeso y enfermedades derivadas, pueden clasificarse en gasto directo e indirecto:

Gasto directo: Implica el importe real que pagamos al adquirir productos poco saludables. Los artículos como bebidas alcohólicas (vinos, cervezas y licores), golosinas, dulces y botanas saladas (ricas grasas saturadas, conservadores y saborizantes) son realmente caros, si consideramos su nulo aporte nutricional y potenciales daños. Por ejemplo, es mucho más costoso desayunar diariamente antojitos y un refresco en la calle, que preparar un refrigerio como un sandwich bien balanceado, con jamón de pavo, queso magro y vegetales frescos.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los costos económicos de no cuidar la salud a nivel mundial son mucho mayores de lo que se creía hasta hace poco. El dinero que semanalmente gasta una familia promedio en productos no nutritivos, en los países en vías de desarrollo, es por lo general, equivalente a un mes de salario mínimo y en algunos casos más.

Gasto indirecto: Además del costo neto de esta clase de alimentos, de su consumo se deriva una serie de gastos potenciales entre los que destacan:

o Aumento en costo y frecuencia de la atención médica. Por lo general, si se tienen buenos hábitos alimenticios y de vida, se pueden reducir el número y gravedad de visitas al médico. Cuando bajamos de peso mediante una dieta controlada y ejercicio, nos sentimos mejor y en muchos casos las enfermedades se alivian más rápido.
o Alza en el precio de los seguros de vida y de gastos médicos. Las compañías aseguradoras están al tanto de los graves daños potenciales de llevar una vida poco saludable, por lo que aumentan los costos de sus pólizas para personas con obesidad (por las enfermedades derivadas de ésta), para quienes abusan del alcohol y para personas con enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes y la presión arterial elevada (que en gran medida son causadas por el excesivo consumo de comida rápida y poco saludable).

Si estamos pensando en ahorrar para tener una vida más tranquila y plena, una buena opción para comenzar es replantear nuestros hábitos alimenticios y de vida. Por ejemplo, ¿qué tal si en vez de gastarnos $1,000 pesos al mes entre comida chatarra, postres, antojitos, alcohol y botanas, lo invertimos en inscribirnos a un club deportivo?

Basado en articulos de finanzasPracticas

Califica este articulo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

1 Comments For This Post

  1. intraemprendedor Says:

    good

Leave a Reply

RELATED SITES